El peso de la gestión de talento cada vez es mayor en los planes estratégicos de las empresas. Una buena reputación empresarial hace más por la cuenta de resultados que una buena política de ventas. Porque ahora todo se sabe. La imagen que la compañía proyecta a la sociedad es esencial para atraer el talento. La buena imagen que se genere desde dentro lo retendrá.

MERCO (Monitor Empresarial de Reputación Corporativa) es un estudio que evalúa anualmente el prestigio empresarial a través de encuestas a diferentes grupos de interés, como son los trabajadores, la población en general, universitarios o responsables de recursos humanos. Estas son las conclusiones a las que ha llegado la décima edición del Merco Talento España.

¿Cómo se mide la gestión del talento?

El estudio divide en tres aspectos la gestión del talento. La calidad del empleo es la variable que más relevancia ha tenido en esta edición. Hasta el año pasado la estabilidad laboral era la principal razón para seguir en la empresa.

  • Calidad del empleo. Según se afirma en el estudio, el motivo por el que la calidad en el empleo ha incrementado su relevancia en la retención de talento es debido a que la crisis ha deteriorado las condiciones laborales. Los salarios han bajado y las cargas de trabajo han incrementado. La sensación de mejora económica y mayor confianza en las oportunidades del mercado laboral en este año ha posicionado la conciliación laboral y el salario, índices de calidad en el empleo, por encima de la estabilidad. Según afirma José María San Segundo, CEO de Merco: “Entramos en años de normalidad respecto a la gestión del talento y factores como desarrollo profesional o conciliación laboral van a marcar buena parte del atractivo”.
  • Reputación interna. La imagen que los trabajadores de una empresa tienen del lugar donde trabajan es crucial para la atracción del talento. No es suficiente con decir que se llevan a cabo políticas de conciliación, sino querealmente estén implementadas y mejoradas y desde luego puestas en conocimiento a los empleados a través de los cauces que se habiliten para la comunicación interna. Un 16,6% de los trabajadores consideran este aspecto como una debilidad de la empresa.
  • Marca empleador. Uno de los grupos cuya opinión ha sido recogida es la de los universitarios y estudiantes de escuelas de negocio. Estos consideran como el mayor atractivo de una empresa el que proporcione un buen salario (15,5%) y, en segundo lugar, las posibilidades de desarrollo y promoción (11%). Señaladas como puntos flacos o poco deseables para querer trabajar en una empresa es la falta de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres o las prácticas poco éticas. Se pide que las empresas destaquen tanto por sus resultados como por sus valores alineados con las necesidades de la sociedad.

Estudiantes, empleados, especialistas en RRHH responden sobre talento

La atracción y retención de talento implica a varios tipos de público y a todos ellos se les ha preguntado. Los trabajadores de las empresas, el público en general para detectar la imagen desinteresada de una empresa, los alumnos de universidades y escuelas de negocio como futuros talentos que atraer, los responsables de recursos humanos y especialistas que trabajan día a día con este material.

El principal reto al que se enfrentan las empresas es la mejora de la conciliación. La señalan el 16,26% de las personas encuestadas, los salarios ajustados a las responsabilidades (8,84%) y la buena gestión de las relaciones internas (8,50%).

Las diez empresas que mejor gestionan el talento

Teniendo en cuenta estas variables, las empresas que operan en España y que más alto han puntuado en este ranking son Inditex, Repsol y BBVA, seguidos de Banco Santander, Mercadona, Iberdrola, Apple, Telefónica, Google y Nestlé.

De este top ten repiten puesto Inditex que en el 2014 también se alzó con el número uno entre las empresas con mayor reputación y Repsol que en estos dos años ocupa la segunda posición. Mercadona avanza hasta el puesto número cinco desde el ocho que obtuvo el año pasado. Iberdrola y Telefónica descienden puestos pero se mantienen dentro de las diez primeras.

Fuente: Infoempleo