Cambiar de empleo y de ciudad

Aunque los tiempos que corren siguen siendo difíciles, las oportunidades laborales han crecido y se empieza a percibir mayor optimismo entre los trabajadores. Un estudio señala que casi la mitad de ellos tiene expectativas de cambiar de empleo en los próximos 6 meses. Por otro lado, los datos del INE revelan que la movilidad laboral puede convertirse en una opción para conseguirlo.

El Randstad Workmonitor, publicado recientemente por la empresa de recursos humanos Randstad, analiza esta situación con respecto al año anterior y concluye que ha aumentado hasta 6 puntos porcentuales la percepción de que se puede cambiar de empleo en los próximos 6 meses. Sin embargo, unos tienden a ver el vaso más medio lleno que otros:

  • Frente al 53% de hombres que creen que podrán hacer el cambio, son el 40% de mujeres las que lo piensan.
  • Casi la mitad de los trabajadores con estudios universitarios confía en que tendrá oportunidad de cambiar, mayor porcentaje que los empleados con estudios secundarios (42%) y diez puntos por encima de los que tienen un nivel de estudios primarios o inferior.
  • Por sectores, los más optimistas son los que pertenecen a la rama de alimentación y a las tecnologías de la información, que es también una de las áreas que ofrece mayores oportunidades laborales.

Hace unas semanas mencionábamos las causas que nos impulsan a cambiar de empleo. La principal razón que señalaba el estudio de Linked In al que aludíamos era la falta de oportunidades para progresar. Si estás en un trabajo que no satisface tus necesidades, tratarás de mejorar para poder cubrirlas. La oportunidad de hacerlo puede que se encuentren en otra ciudad.

Mudarse para trabajar

Cuando tus hijos han creado lazos en el colegio y en el barrio, cuando tus padres te echan una mano con las tareas del día a día o cuando necesitas estar a su lado para ocuparte de ellos, no es buen momento para cambiar de lugar. Las razones para hacerlo tienen que ser muy poderosas, por eso los jóvenes, que no suelen tener estas ataduras, son los que más se trasladan a otra ciudad en busca de una mejora laboral.

Esta situación se evidencia, un año más, en la Estadística de Movilidad Laboral y Geográfica del Instituto Nacional de Estadística (INE). El 5% de trabajadores de 16 a 34 años ha cambiado de municipio durante el último año, mientras que tan solo el 1,9% de empleados de 35 a 54 años ha tomado esta decisión. Y también son más los jóvenes desempleados que optan por irse: casi el mismo porcentaje que de ocupados (4,9%) frente al 1,8% en el tramo de 35 a 54 años.

Para un desempleado, trasladarse sin contar con un empleo al que acudir cada mañana en la nueva ciudad es otra de las decisiones que más cuesta tomar. Entre otros motivos, hay que hacer una inversión inicial. La movilidad entre desempleados ha ido descendiendo año tras año desde 2010 hasta llegar al 3,7% en el último periodo.

Por otro lado, depende dónde se viva. Hay comunidades en las que la movilidad geográfica es muy reducida, como en Extremadura, Andalucía y País Vasco, donde el porcentaje de ocupados que cambiaron de municipio no supera el 1,7%. Sin embargo, en comunidades como Madrid, Cantabria y Canarias, el porcentaje de trabajadores que optan por irse sube casi dos puntos, 3,6%, 3,4% y 3,3%, respectivamente.

La oportunidad de encontrar empleo o de mejorar las condiciones laborales puede que llegue en los próximos meses. Debemos esperar al año que viene para comprobar si las expectativas estaban en lo cierto y cuántas personas habrán tenido que optar por desarrollar o continuar la trayectoria lejos de su actual hogar.

Fuente: Infoempleo
This entry was posted in Búsqueda de Empleo, Contrato, Empleo and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *