UN AMPLIO ABANICO DE POSIBILIDADES LABORALES A TRAVÉS DE LA FORMACIÓN CONTÍNUA

¿Os acordáis, cuando, decidisteis estudiar la rama profesional que os mantuvo años y años frente a centenares de apuntes sin despegar los ojos del papel? ¡Cuánta cantidad de información que no nos preparaba para el futuro que se abría ante nuestros ojos! Pero, ¿Cuál es la formación correcta que nos abre ese camino en un mundo tan vertiginoso como el que vivimos?
Sin duda, aquella que nos mueve hacia los múltiples desafíos que nos encontramos en la actualidad…Y es que la demanda formativa ha cambiado y hay una necesidad imperante por diferenciarse del resto, (porque sí, en el mundo laboral en el que trabajamos, la especialidad es la base para destacar del resto y, obtener así el éxito), por ejemplo, en el área comercial y de ventas; en el desarrollo y programación de tecnologías de la información; en definitiva, ámbitos profesionales que nos enfocan a la vida actual que ya no es la de hace diez años, aunque, lo cierto es que tampoco hace falta que me vaya tan lejos, ya no es ni la de hace un par de meses… porque la demanda actual en el desarrollo del trabajo avanza más rápido que nuestros conocimientos y es que, en muchas ocasiones, la falta de tiempo y la conciliación laboral y familiar nos impide seguir el mismo ritmo.

Por ello es importante que, con tranquilidad, os paréis a pensar cuál es la formación que corresponde con las competencias y habilidades que requiere vuestro puesto de trabajo o, si aún estáis dudando en vuestra trayectoria profesional, cuál es la rama más competente en el mercado y que, cómo no, os llama la atención porque, eso sí, no olvidéis intentar hacer lo que os gusta;  la opción formativa en la que os apetece apostar vuestro tiempo sin que sea simplemente una excusa para tener un título; porque es más que eso; es vuestra vida. Y no se acaba ahí, sino que la formación debe ser continua y de calidad para mantenerse actualizado, renovar las habilidades y el saber; adquirir nuevas destrezas para que, de esta manera, podáis hacer frente a las situaciones laborales que, sin duda, solicitan una constante y eficaz innovación, haciendo que, vosotros mismos seáis la base y la clave que agregue valor añadido a la empresa; porque tanto los empresarios como los trabajadores deben interiorizar que la formación para el empleo mejora las perspectivas, aumentando la promoción interna, ya que un mismo trabajador, tras su aprendizaje formativo, puede hacer partícipe, al resto, de lo aprendido, adquiriendo nuevas responsabilidades y ampliando su área de trabajo y, además, enfrentarse al mercado laboral con mejores productos y servicios para el cliente. Pero, sobre todo, los alumnos / trabajadores podrán ir adquiriendo nuevas habilidades que le motiven y estimulen para enmendar su camino en el terreno laboral.

Y ante esta revolución Esla Formación ofrece un amplio abanico de oportunidades que os despertará vocaciones ocultas y una vía de acceso formativa al mercado laboral, renovando la oferta informativa a las necesidades de esta sociedad en constante evolución.

This entry was posted in Otros. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *